EN LA CACA DE LA ARALE TAMBIÉN

Y en la bufanda de una jirafa, en la gabardina de un mafioso, en la camiseta de Miss camiseta mojada, en la bolsa de un ladrón, en una bandolera pistolera, en la chistera de un mago, en la barba de Barbarroja, en la cola de la sirenita, en el machopecho del Yeti, en los calzoncillos de un calzonazos, en la pata de pata-palo, en un sombrero mejicano, en la corbata de un Ministro de Verduras, en la cola de un Chihuahua y en el infinito y más allá.

Los broches de Temedoy quedan bien en todas partes. Incluso en la mala pata de un enfermo.

P.D: Ànims Papot! Recupera't aviat.


No hay comentarios:

Publicar un comentario