TEMEDOY UN ¡¡BOOOOOOOOOM!!

A veces la tristeza viene a molestarte. Un sueño raro, la operación de Abidal o simplemente un mal día en el curro. Pero tal como viene, también se va. Si tienes un día de esos, sácate esa cara tontuna y envíala a Mordor. PIM PAM ¡BOOOOOOM! y "més feliços que un ginjol".


No hay comentarios:

Publicar un comentario